lunes, 10 de diciembre de 2012

Frío, sol y running

Oliver Hoffmann
Hacia las 11 horas y 40 minutos de ayer se dio la salidad del II Trofeo Club Iberia. Fue una de esas bonitas mañanas para correr: fría (aunque a esa hora el mercurio despegó un tanto) pero soleada y sin viento, elemento típico en este Parque Juan Carlos I de Madrid. El recorrido por el parque combinaba todas las superficies posibles: hierba, camino, asfalto, cemento, gravilla; vamos que le podían haber puesto el subtítulo de cross y a nadie le hubiese extrañado.

A primera hora mucha animación con las carreras para los menores de edad, y la más divertida la protagonizada por los más pequeños: una desbandada general de unos 100 metros de chavalillos botando por la hierba.

Sonia López Agirregabiria
El sinuoso recorrido, sobre todo en su final, despistó un tanto al ganador: Oliver Hoffmann, que se salió en una curva cerrada a falta de menos de un kilómetro de meta, pero allí estuvo al quite el guía ciclista para hacerle volver a la senda de la victoria. En mujeres, Sonia López Aguirregabiria fue la ganadora. Con unos 374 llegados en la carrera de 10k y unos cuantos más en la caminata de 5 kms. organizada para aquellos que no corrieron pero se dieron una vuelta al parque en una bonita, fría y soleada mañana de domingo.

Fotos gratis

Fotos gran tamaño

Clasificaciones

4 comentarios:

  1. más que interesante seria que, como al bueno de Hoffmann, por estas tierras también tuviéramos a algún ciclista que estuviera al quite, y encarrilara a los mandamases para que retornáramos a la senda de la victoria... o al menos de la derrota digna

    ResponderEliminar
  2. por cierto, soy yo. pero esta porqueria (que se haga cargo el que quiera) no me deja poner ningún nombre divertido más que el impersonal Anónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, "soy yo", si no puedes cambiar el nombre siempre puedes firmar al final.
      Con respecto al símil política/atletismo ya sabemos todos que los mandamases no quieren encarrilarse y solo buscan su propia y egoísta victoria personal. Una pena.

      Eliminar