martes, 27 de diciembre de 2011

Amor a las cuestas: el purgatorio de la San Silvestre Vallecana, la Avenida de la Albufera

La subida de la Avenida de la Albufera es una las cuestas más mítidas, conocidas y temidas para todos aquellos valientes (y cada vez son más) que se atreven a despedir el año corriendo por la noche madrileña.
La San Silvestre Vallecana sería una carrera plácida, bonita,  casi de paseo sino fuera por esta subida entre pasado el kilómetro 7'5 y con unos mil metros interminables de duro esfuerzo. Situada justo en ese momento en el que más dura se hace una carrera de 10 kms. y que suele contar con el calor de los aficionados animando y jaleando a todos los participantes, es una de las razones de porqué esta carrera es especial y que siempre le deberemos agradecer los corredores al barrio de Vallecas.

Captura de Google Maps desde el Puente de Vallecas

Esta cuesta es el purgatorio de la carrera, depende de como seas capaz de sobrevivirla tendrás gloria o infierno. Puedes ir volando toda la carrera (casi toda hasta ahí cuesta abajo) cual ángel de la noche y toparte con ella y caer a los infiernos como el Ángel Caído del parque de El Retiro . Lo mejor es ir suelto pero guardar un poco, sobre todo en la bajada por la Avenida de la Ciudad de Barcelona y luego mentalizarse de que es una subida larga, continua, que te golpea como un martillo pilón hundiéndote cada vez más en el asfalto, hay que resistirla, vencerla con constancia y sin desánimo alguno, con la mirada fija en el horizonte y sin contar los semáforos porque perderás la cuenta. Concentrarse en los ánimos, los gritos de aliento y no hacerlo en las respiraciones de lo compañeros, como búfalos exhalando humo con respiraciones profundas y un tanto agónicas, en la caras descompuestas y las dentaduras esforzadas de tus compañeros de fatigas. Pedir más ánimos de la gente ayuda y envalentona.
La cuesta empieza justo al salir del puente de la M-30, el puente de Vallecas y llega hasta la calle Carlos Martín Álvarez (ver ruta y perfil de Runmap). Según Runmap 924 metros desde 608 a 643 metros de altitud, un desnivel medio que ronda el 4%, igual no parece mucho pero va cargando las piernas poco a poco hasta llegar al final de la cuesta creyendo que has estado toda un vida subiéndola. Recomiendo subirla con paciencia y terminarla fuerte, después tenemos la recompensa de una nueva bajada ligera y eso sí guardar una pizquita de fuerza para justo el final que también pica en subida aunque no creo que sean más de 100 metros.
Este año seremos unso 35000 con dorsal más los que correrán sin él. Será una fiesta y a la vez una gran locura colectiva. Cada año un tanto más comercial pero aún así no empaña que sea una carrera con solera, gracia y para muchos la única que corren año tras año, vamos una tradición de las pocas saludables. Luego, si da tiempo, supongo que podremos ver la carrera internacional por la televisión, entonces la cuesta se estrecha en sus lindes por los aficionados que animan como si fueran las rampas del Tourmalet a Chema Martínez, Lamdassem y demás entes sobrehumanos del correr.
Y no os olvidéis decirle a vuestros familiares y amigos que estén pendientes de las noticias que seguro que sales, basta con decir que este año correras con camiseta blanca con las mangas negras, seguro que os reconocen.
¡Nos vemos el sábado!



Ruta y perfil de la carrera

Web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario